Leonor Calvera

 

Poetas del misticismo español
1986 - Hastinapura


Buscando la Luz divina

Angela Blanco Amores de Pagella

En esa unión fervorosa con lo trascendente. en ese nacimiento a la vida unitiva, en esa "sed de supremo goce de posesión, sabiduría y ser. por conquista amorosa". en esa fusión del yo con un Yo absoluto. que caracterizó a los místicos esencialmente llamados así en la literatura española  está el rasgo diferencial v definitorio de esa poesia que  florece en los siglos de oro y que delimita no sólo un modo de escritura sino un modo de vida  una fogosa tensión anhelante hacia lo divino.

Esta antología "Poetas del misticismo español". donde se incluye solamente a los ortodoxamente llamados místicos en la historia de la poesía española. sino que se extiende esta inclusión a los poetas que sobre poesía religiosa escribieron. desde Gonzalo de Berceo a José María de Valverde en el siglo XX. De tal modo que se hallan manifestaciones de poetas tales como Juan Ramón Jiménez o Federico . García Lorca. Al lado de los místicos por excelencia como San Juan de la Cruz o Santa Teresa, se hallan las producciones de Garcilaso de la Vega, Miguel de Cervantes Saavedra o Lope de Vega. Y es que. según señala la autora de la selección. "de la época primitiva a las escuelas y los 'ismos' del presente. la poesía española ha estado recorrida por el relámpago del misticismo", de modo que esas composiciones religiosas fueron obra no de místicos. sino de poetas "que en algún momento transitaron la vena mística".
En un meduloso prólogo, Leonor Calvera,  autora también de la selección, se explaya sobre el misticismo y su esencia, así como sobre la poesía consecuencia de un momento de exaltada comunión con Dios, en el poeta, al que no puede llamársele esencialmente místico.




Selección de poesía religiosa
Elizabeth Azcona Cranwell
La Nación

Tiresias en ·”The Waste land"-, desde la visíón de lo temporal a la comunión con lo absoluto, ya estamos, poéticamente hablando, en un sítio de la eternidad. Pero los poetas buscaron a través de los tiempos sus propias puertas hacia Dios o hacia su propia identidad. Puertas como la muerte, la locura, la droga, la magia. Otros, como los trovadores, procuran su salud a través de la belleza y el amor. Pero ni entre los metafísicos ingleses, los místicos españoles, Novalis o muchos otros hay identidad total. EL poema se distancia de la mistica en tanto que su objeto primordial no es alcanzar a Dios sino alcanzarse.
A pesar de ello, en esta antología hallamos poemas en los cuales pareciera posíble llegar a Dios mediante la palabra. Esclarecido por un inteligente prefacio de la ensayista Leonor Calvera, quien con precisión defíne las analogias y diferencias entre mística y poesía, este volumen reúne poemas que abarcan desde la obra de Gonzalo de Berceo hasta los de algunos poetas contemporáneos españoles.
Dice Calvera: "El alma del español nunca estuvo por completo ajena a un principio trascendente.. Sin embargo, lo celeste suele ser allí 'bajado de las alturas hasta convertirlo en moneda corriente, claro está bajo las especies verbales del simbolismo y la imagineria religiosos. No obstante, también es cierto lo contrario: los temas humanos son vuelto; a lo divino de modo tal que con frecuencia resulta difícil escindirlos y encontrar el punto de partida".
Nos cuestionamos la frase de Roland de Renevielle: "Mientras la poesía se encamina a la palabra, el místico tiende al silencio". Tal vez haya momentos muy altos donde palabra y silencio se unan. (138 páginas.)